15% OFF CURSO ONLINE DE
EMPRENDIMIENTOS E INNOVACIÓN

Scalabl te impulsa a romper los paradigmas del mundo emprendedor

El Mundo Emprendedor
Mayo 2017

Con el pasar de los años, Francisco Santolo descubrió que su pasión era ayudar a emprendedores a cumplir sus sueños. Francisco explica por qué su modelo de armar negocios genera disrupción en el ecosistema emprendedor al compilar, simplificar y reelaborar desde su propia experiencia la literatura más novedosa del tema, diseñar modelos sin inversión minimizando sus riesgos, generar un lenguaje en común e impulsar a los miembros de la red a cuidarse uno al otro, colaborar y generar sinergia con los talentos que cada uno tiene.

Por Ayelén Ruiz

Creó su primer emprendimiento cuando era un adolescente, luego descubrió que su pasión era ayudar emprendedores a cumplir sus sueños.

Francisco Santolo tenía solo trece años cuando sin darse cuenta se aventuró en lo que fue su primer emprendimiento. Un fin de semana comenzó a probar códigos sobre la base de un programa de mensajería instantánea y creó un chat que permitía enviar dibujos, chistes y sonrisas que rápidamente captaron la atención de los usuarios. Haciendo algunos arreglos sobre la marcha, Francisco tuvo que crear una página para que el chat se pudiera descargar debido a la gran demanda de los usuarios. En una época donde no existía Skype ni los teléfonos celulares accesibles llegó a tener cincuenta mil visitantes por día y trecientos mil usuarios registrados en los primeros meses. Su página comenzó a conectar empresas de todo el mundo sin saber que quien estaba detrás de todo eso era un adolescente con ganas de explorar nuevos horizontes.

Su primera experiencia ayudando emprendedores comenzó cuando trabajaba en el centro de emprendedores de la facultad coordinando una competencia de planes de negocio. La vida lo llevó al mundo corporativo donde pasó más de diez años, sin embargo, describe la vuelta al mundo emprendedor como mágica: “En un posgrado, en Estados Unidos, nos dieron una clase de networking que cambió mucho mi cabeza. Me di cuenta que simplemente a través de las personas se lograban todas las cosas que uno lograba, que todo el mundo tiene un deseo, que ese deseo es un deseo que en general no contamos a los demás, que creemos que las cosas valen más cuando las conseguimos solos, y que todos nos podemos ayudar muchísimo más fácil y más fuerte de lo que se imagina y de lo que uno cree”.

Con esa experiencia volvió a la Argentina y se dedicó a explorar este nuevo mundo. Primero comenzó con amigos, luego con amigos de amigos y la rueda siguió girando. La mayoría de las personas le pedían que los ayude a emprender, a valuar sus empresas o crear un nuevo producto. Con el correr del tiempo algunos de esos emprendedores que había ayudado decidieron brindarle parte de sus empresas en recompensa por lo logrado.

Mientras trabajaba en Dubai, tuvo la loca idea de ayudar a emprendedores con el uso de tecnologías como Skype y así aplicar todo lo que había aprendido en el curso de emprendedores e innovación que había hecho en Stanford. Desembarcó nuevamente en Buenos Aires y durante dos meses se dedicó a desarrollar la metodología que hoy aplica en Scalabl, una creadora de empresas y aceleradora de startups que combina el modelo corporativo con los modelos disruptivos creados en los últimos años. Utilizando el Business Model Generation de Steve Blank y otro autores como Eric Ries o Jeofrey Moore que han hecho un gran aporte al mundo del emprendedorismo, Scalabl logró crear ciento veinte empresas desde marzo del 2016 e incubar más de cuarenta. Francisco destaca que han logrado romper todos los paradigmas del ecosistema actual, uno de ellos es el que no se necesita dinero para emprender. Las empresas que desarrollan son empresas sin riesgo económico, sin inversiones, pero con alto potencial de escalabilidad y rentabilidad.

“Creo que nuestra virtud es haber combinado valores y networking como un lenguaje común para esta red de emprendedores llena de diversidad, y ese lenguaje común sale de esta literatura simplificada. A esto le agregamos un poco de condimento nuestro en el sentido de, en un país difícil como Argentina, apuntar a modelos de bajo riesgo. Modelos con poca cantidad de recursos propios al inicio a modelos que no necesiten inversión hasta que hayan probado que pueden crecer de forma predecible” – Francisco Santolo CEO de Scalabl

Hoy Francisco mira hacia atrás y no se olvida de todas las personas que lo acompañaron en el camino que él mismo vivió como emprendedor. Cuando Scalabl se concentraba en un cuarto de la casa de su madre, cuando sus amigos lo llamaban para preguntarle con qué podían ayudar, el acompañamiento de su esposa en todo el proceso y cientos de personas que lograron cumplir su sueño y el de muchos emprendedores.

Otros artículos de Francisco Santolo